Noticias

Quiero crear una empresa ¿Qué tipo de sociedad debo constituir?

32Ahora que ya estás decidido a emprender, tienes el producto, potenciales clientes, plan de negocios y todo listo. ¿Sabes qué tipo de empresa debes constituir? De ¿Sociedad Anónima? la ¿Sociedad de Responsabilidad Limitada? y una E.I.R.L.? Antes de tomar una decisión debes conocer en qué consisten  y el porqué son las más utilizadas.

¿Por qué son las más usadas?

Porque en todas ellas la responsabilidad es limitada y actualmente las personas no están interesadas en constituir una sociedad en que deben asumir una responsabilidad ilimitada, poniendo en riesgo su patrimonio personal.

Sociedad Anónima

La sociedad anónima es una persona jurídica que se origina por la constitución de un  patrimonio único aportado por los accionistas.  La responsabilidad de los accionistas se limita al monto de sus aportes individuales.  La sociedad anónima puede ser abierta o cerrada, y es administrada por un directorio, cuyos miembros pueden ser reemplazados en cualquier momento.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Es una sociedad que se caracteriza porque los socios responden limitadamente por el monto de capital que aportan. Puede tener entre 2 y 50 socios, y en el caso de superar este máximo, pasa a convertirse en una sociedad colectiva con responsabilidad ilimitada.

Teóricamente y a diferencia de la sociedad anónima, este tipo de sociedad es administrada por todos los socios de común acuerdo, lo que implica que todas las decisiones deben ser tomadas por unanimidad.

Empresa individual de responsabilidad limitada (EIRL)33

Antes obligatoriamente para constituir una sociedad se requerían como mínimo dos personas, porque la sociedad es un contrato y en todo contrato deben haber dos partes. Sin embargo, actualmente existen las EIRL que permiten a una persona iniciar un negocio de manera individual, pero a través de una entidad o persona legal distinta.

La EIRL es una persona jurídica con rut y patrimonio propio, donde la responsabilidad es limitada, lo que permite al dueño resguardar su patrimonio personal y sólo responder hasta el capital aportado a la empresa. Sin embargo, lo normal es que los socios designen a una persona para que administre la sociedad, que puede ser uno de los socios o un tercero, que será quien tome las decisiones.

Es importante recordar que no existen restricciones para formar una sociedad, ni en cuanto a nacionalidad de los socios, ni edad, ni nada. Sólo necesitas tener las ganas y la confianza para emprender.

La elección final de la sociedad dependerá enteramente del negocio específico que quieras desarrollar, del tamaño de la inversión y los socios involucrados. Recuerda, asesórate por un abogado, evitarás malos ratos en el futuro.

Red de Emprendimiento INACAP