Noticias

“La capacidad Emprendedora”


Por. Pilar Majmud, Directora del Área Académica Administración y Negocios de INACAP

La misión de INACAP, es formar personas con valores y competencias. Pero la idea es mejorar sin renunciar a lo que somos, hoy día. INACAP a contar del año 2012 ha formalizado un nuevo modelo curricular donde establece el desarrollo de las  competencias técnicas pero además propicia una nivelación de las competencias básicas, es decir con lo que llega el alumno a educación superior y genera una orientación a la formación integral del alumno para eso, incluye competencias genéricas y además tres competencias SELLO adicionales al dominio de la especialidad, que son: compromiso, capacidad emprendedora y auto gestión.

Hay un sin número de estudios comparados a nivel nacional e internacional, que han demostrado que hoy en día el mundo del trabajo, no sólo necesita competencias técnicas propias de la disciplina, sino, que para tener una buena inserción en el mundo laboral y para ser competentes también en el mundo productivo es necesario desarrollar otras competencias.  El estudio de la comisión europea, el estudio en Latinoamérica que se hace el 2009, el estudio Proflex, el proyecto Tuning y estudio de la propia CNA en Chile, coinciden que dichas competencias son aquellas denominadas competencias genéricas o transversales o “soft kills”.

Bajo este contexto, INACAP establece un conjunto de conclusiones: primero que no basta con tener competencias de especialidad y debe incluir las competencias genéricas, ambos integrados en sus procesos formativos, segundo: que las competencias genéricas se define como una herramienta de movilidad laboral.

Además define que la competencia genérica va a ser una competencia transversal, es decir, la competencia genérica se define como algo que debe de estar presente en cualquier proceso de formación de cualquier carrera, cualquier especialidad y que permite de esa forma considerar los desafíos de la heterogeneidad que se puede producir en los distintos campos ocupacionales y además que esta competencia no solamente les va a permitir la movilidad laboral sino que además la inclusión social, la realización, desarrollo personal y laboral.

Por lo tanto INACAP, se compromete que, en cada plan de estudio no solo va a desarrollar la especialidad sino que además va a desarrollar alguna de estas competencias según la pertinencia y el área que la necesite. Las competencias a incluir por el Modelo Curricular de INACAP son 7, y también se establece un sello, un sello del alumno Inacapino donde el primero es el dominio de la especialidad que ha caracterizado  a nuestra institución durante los cuarenta y seis de vida, pero agrega tres más, la capacidad emprendedora, la autogestión y el compromiso.

En este proceso de inclusión de las competencias, el desafío era cómo integramos este desarrollo de las competencias en los planes de formación. La respuesta fue: una intervención curricular, es decir, incluir éste desarrollo en los planes de estudio.

Por otra parte, y considerando un modelo mixto, las competencias genéricas se desarrollan  en asignaturas de especialidad y además a través de asignaturas propias perteneciente a un área formativa denominada “formación para la empleabilidad”.

La capacidad emprendedora se define como la capacidad de actuar con iniciativa y perseverancia de modo de poder modificar la realidad siendo un agente de cambio, junto a los que lo rodean, aportando soluciones innovadoras a organizaciones productivas y sociales desde su profesión.

Esto no necesariamente se refiere a la generación de un nuevo negocio sino que a la capacidad de aportar desde su quehacer profesional, o desde la propia familia o desde un trabajo en otra organización o a través de un propio emprendimiento.